Tratamiento de Cuperosis | Varículas con láser

¿PENSANDO EN UN TRATAMIENTO DE CUPEROSIS?

Despeja aquí tus dudas sobre el Tratamiento de Cuperosis

La cuperosis es una malformación vascular que provoca una proliferación de microvasos sanguíneos en la piel que dan un enrojecimiento de la misma y que aumenta en estados de calor, esfuerzo físico, estados tensionales, etc. Es muy típica la cuperosis en mejillas, barbilla y escote. Se mejora gracias a tratamientos con IPL de rejuvenecimiento y con laser vascular tipo Neodimio-Yag. Se requieren varias sesiones para mejorar la pigmentación rojiza de la piel y los resultados son efectivos, aunque conviene realizar alguna sesión de recuerdo cada cierto tiempo.

Las varículas, en cambio, son dilataciones de las venas (en piernas, alrededor de la nariz, etc) que se pueden tratar si son de un calibre moderado/pequeño (hasta unos 2 mm de diámetro, aproximadamente) con laser vascular tipo Neodimio-Yag. También requiere varias sesiones y en ocasiones se debe compaginar con esclerosis de varices mediante infiltraciones de nieve carbónica u otros productos.

El tratamiento con Láser Neodimio-Yag también es extremadamente eficaz en el proceso de eliminación de las arañas vasculares o angiomas. Mediante la acción sobre la desoxihemoglobina del laser se consigue obstruir la luz de los vasos sanguíneos que forman la varícula y así “cerrar” esas venitas y eliminar con el paso del tiempo la lesión.

Trabajos de Unidad láser