Peeling químico

¿PENSANDO EN UN PEELING QUÍMICO?

Despeja aquí tus dudas sobre el peeling químico

El peeling químico o fotorejuvenecedor es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en la que se aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas.

Las capas de piel reveladas tras realizar un peeling químico son más nuevas y, por lo tanto, más suaves y jóvenes. Los peelings químicos se utilizan para tratar las arrugas, eliminar manchas faciales, control del acné y para las cicatrices. Sobre todo, en la zona de la cara, donde tienen un efecto rejuvenecedor bastante notable.

La exfoliación química se puede hacer sola o en combinación con otros tratamientos médicos.

El tratamiento se puede realizar a diferentes profundidades: superficial, medio o profundo, en función de los resultados deseados, lo que se consigue usando una solución química diferente en cada caso.

El peeling químico superficial está especialmente indicado para eliminar la capa externa de la piel, también conocida como epidermis. Este peeling se puede utilizar para tratar las arrugas finas, el acné, el tono desigual de la piel y la sequedad.

Al ser tan suave, es posible hacerse esta exfoliación cada 15 días.

Los ingredientes más comunes en este tipo de exfoliaciones son el ácido glicólico (un derivado de la caña de azúcar) o el ácido salicilico. La recuperación se encuentra entre 1 y 7 días, por lo que prácticamente podemos continuar con nuestra rutina normal al día siguiente del tratamiento. Se recomienda usar protección solar >50.

El peeling químico medio, elimina las células de la piel que conforman la epidermis, así como partes de la capa media de la piel, o dermis.

Este tipo de peeling químico medio puede tratar las arrugas, difuminar cicatrices de acné y corregir el tono desigual de la piel. Es posible repetir un peeling químico medio una vez transcurridos los 6 meses desde el último, con el fin de mantener los resultados.

El más conocido es el TCA (ácido tricloroacéitico), un producto que se suele usar en concentraciones que varían entre el 20% y el 35%. Dependiendo de la concentración de ácido conseguimos una mayor o menor profundidad en la dermis variando el tiempo de recuperación. Aún así, será necesario mantenerse lejos del sol durante unos 15 días y usar protección solar >50.

El peeling químico profundo elimina células de la epidermis así como partes de la capa inferior de la dermis.

Se recomienda una exfoliación química profunda si se presentan arrugas más pronunciadas, cicatrices o para algunos tipos de manchas. El más popular es el peeling de ácido fenol, un ácido capaz de aclarar la piel en gran medida.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta que este producto es bastante fuerte, y genera una exfoliación de la piel de 5-7 días por lo que durante almenos 2 semanas hay que evitar el sol y utilizar protección solar >50.

Trabajos de Medicina estética