PEELING

 

El PEELING es un tratamiento médico consistente en la exfoliación o eliminación de las diferentes capas de la piel para obtener una mejoría de la textura, color y luminosidad .

Dependiendo de la profundidad en la que actúan los peelings, hablaremos de un peeling suave (o superficial)o un peeling fuerte (o profundo), con la consiguiente variedad de resultados.

En cada tratamiento que realizamos, analizamos cada caso y aplicamos diferentes tipos de peelings en cada paciente.

Una presión fuerte o un aumento de la cantidad de la solución aplicada incrementan la profundidad de penetración.

La aplicación de las capas se puede realizar sobre la totalidad de un área concreta o exclusivamente sobre las lesiones.

En este caso, incluso se pueden combinar soluciones distintas, aplicando la supuestamente menos potente sobre la totalidad del rostro y, focalmente sobre la lesión, capas de una solución más potente.

 


PEELING QUÍMICO

 

TRICLOROACÉTICO

Los peelings químicos de categoría alta se llevan a cabo con ácido tricloroacético para suavizar las arrugas finas, eliminar las manchas superficiales y corregir el tono desigual de la piel.

Este tratamiento se puede aplicar en el cuello, en el cuerpo, en manos y en la cara .Se puede aplicar tanto en pincelación como en mascarilla y consigue resultados muy satisfactorios en cicatrices moderadas de acné, queratosis solares, manchas y léntigos faciales.

 

GLICÓLICO

Debido a su capacidad particular de retener el agua, penetrar en la piel y permitir un rejuvenecimiento del rostro. Contiene la molécula más pequeña y permite exfoliar de la forma más suave y profunda.

Ayuda a mantener la fortaleza del colágeno: Sus nutrientes y proteínas dan paso a que se generen nuevas células cutáneas.

Estimula la circulación de la sangre, oxigena las células y favorece su regeneración.Brinda firmeza a la piel, eliminando las células muertas y reduciendo el tiempo de crecimiento de las nuevas previniendo la congestión de toxinas.Controla la producción de grasa y su aplicación disminuye las impurezas del cutis.

Dependiendo de la concentración, ya sea al 20%, 50%, 70% , conseguiremos mayor o menor descamación.

 

ÁCIDO SALICÍLICO

Habitualmente utilizamos el peeling de ácido salicílico al 5-10% para mejorar la calidad de la piel mediante la aplicación del producto en la cara, cuello y escote en unas 4 sesiones (1 sesión al mes durante 4 meses).

Con este protocolo de 4 sesiones se consigue mejorar notablemente la textura de la piel y eliminar manchas superficiales de una forma sencilla, progresiva y sin un “post-tratamiento” muy complicado.

También se puede hacer algún peeling suave esporádicamente cada cambio de estación para dar vitalidad a la piel o una semana antes de cualquier tratamiento de Medicina Estética para preparar la piel mediante una limpieza exhaustiva para que los resultados de los tratamientos médico estéticos sean más efectivos.

Es un tratamiento muy útil para pieles grasas o con acné.

 

ACIDO FERULAICO

Se trata de un antioxidante de origen vegetal (se encuentra entre otras en las aceitunas y las moras) que aumenta sustancialmente el grado de protección que ofrecen los protectores solares a la hora de prevenir el envejecimiento.

La radiación ultravioleta es responsable de la mayoría del daño que sufre la piel, que posteriormente podrá evolucionar a un envejecimiento prematuro de la misma y, en los peores casos, a un cáncer de piel.

Los antioxidantes vegetales pueden proteger la piel de este daño de una manera que ni siquiera los protectores solares pueden, ya que éstos previenen sólo el 50 %, incluso si se usan generosamente y se reaplican.

El ácido ferúlico protege toda la estructura dérmica, donde se ubican el colágeno y la elastina, así como los capilares.

 

ÁCIDO PIRÚVICO

Debido a su acción queratolítica, sebostática y antimicrobiana está muy indicado en el tratamiento del acné en todas sus formas. Estimula la síntesis de colágeno, elastina y glicoproteínas dérmicas con una acción superior a tos peelings con ácido glícólico y en grado similar al que Induce el TCA, pero sin molestias y causando, tan solo, un suave eritema. Su textura gel y su pH sumamente ácido hacen que el peeling penetre la piel de forma uniforme y lenta, notándose tan solo una ligera sensación de quemazón.

 

Tras la aplicación, es normal la aparición de un suave eritema que desaparece a las pocas horas.

La aplicación y combinación de ácido glicólico y ácido pirúvico constituye una técnica novedosa para conseguir un peeling químico intermedio-profundo.

Se aprovecha el efecto preabrasivo del ácido glicólico, lo que facilita la penetración más profunda del ácido pirúvico y conseguir un frosting más uniforme. Esto hace que la concentración del ácido pirúvico sea menor y, por tanto, se disminuyan los riesgos de cicatrices y discromías pigmentarias post-peeling.

 


PEELING FÍSICO

Los dos tipos de láser más utilizados en esta técnica de rejuvenecimiento son el láser de dióxido de carbono (CO2) y el de erbio.

Ambos vaporizan las células dañadas de la piel a nivel superficial, renovando estas capas como si de un peeling químico se tratase.

REJUVENECIMIENTO CON LÁSER CO2 

El láser co2 fraccionado  ejerce su efecto en el agua contenida dentro de las células, calentando la piel e induciendo el recambio de la epidermis y la reorganización de las fibras de colágeno y elastina.

Este método ha sido utilizado durante años para tratar diferentes problemas de la piel, lo que incluye arrugas, cicatrices, verrugas, glándulas sebáceas agrandadas en la nariz, y otras afecciones.

La nueva versión de este peeling con láser CO2 fraccionado , utiliza minúsculos haces de luz pulsada (conocidos como ultrapulse) o haces de luz continua que se usan con un patrón de barrido para eliminar las capas mas delgadas de piel con un daño mínimo por calor. La recuperación puede tardar hasta dos semanas.

El hecho de que este tipo de láser sea fraccionado nos ayudará a que la recuperación del tratamiento sea más rápida.

PEELING CON LÁSER ERBIUM

El rejuvenecimiento con láser de erbio está diseñado para eliminar las capas de piel a nivel superficial pero también para las líneas moderadamente profundas y las arrugas en cara, manos, cuello o tórax.

Uno de los beneficios de los tratamientos con láser de erbio es la quema de una mínima parte de los tejidos circundantes, provocando menos efectos secundarios como hinchazón y enrojecimiento, por lo que su tiempo de recuperación debería ser más rápido que en un peeling CO2. En algunos casos, la recuperación puede incluso tardar solo una semana. Pregúntele a su médico cual es el tiempo de recuperación en su caso particular.

Por otro lado, para las personas con un tono de piel más oscuro, el peeling con láser de erbio podría funcionar mejor que con el peeling CO2.

Mientras que nuestro popular láser CO2 por su naturaleza es utilizado principalmente para la mejora  de arrugas profundas, el Erbium se mejorar en gran medida las arrugas más superficiales de la piel.

Tratamientos más profundos requieren un mínimo de 1 semana para su recuperación,  mientras que con el láser Erbium puedes realizar un tratamiento que cure en menos de una semana. La precisión del Erbium incrementa la lista de zonas  que se pueden tratar.

Puede ser usado también con excelente resultado en el cuello, las manos, alrededor de los ojos y el labio superior sin la línea indicadora de la demarcación.

El tratamiento NO es incapacitante y la incorporación a la vida normal es inmediata, si bien puede crearse un leve enrojecimiento que debe protegerse del Sol mediante protección solar.

Es recomendable dejar de tomar el Sol 3-4 semanas antes de cualquier tratamiento con Láser para evitar quemaduras leves. Después del tratamiento con Láser se recomienda unas 2 semanas de protección solarcon crema FP>50 para evitar pigmentaciones cutáneas.

 


ES INSPRESCINDIBLE NO REALIZAR EXPOSICIÓN SOLAR DESPUES DE CUALQUIER TRATAMIENTO DE PEELING.