Hilos Tensores

Medicina Estética

¿PENSANDO EN HILOS TENSORES?

Despeja aquí tus dudas sobre los Hilos Tensores

Los hilos tensores son hilos de sutura reabsorbibles recomendados para tratar la flacidez de piel. Poseen una estructura que no es lisa, llevan conos, espículas o nudos y requieren de sujeción para anclarse a la grasa. Los hilos tensores pueden estar hechos de propileno o de polidioxanona. Este tratamiento favorece, además, la colagenogénesis y revitalización de los tejidos en la zona tratada.

La seguridad de la técnica de los hilos está garantizada por la combinación de materiales ampliamente conocidos y utilizados en cirugía cardiovascular desde hace años y las técnicas adecuadas por profesionales médicos debidamente cualificados. Aunque se reabsorban completamente a los 6 meses , el efecto tensor provocado por la colagénesis endógena se prolonga en el tiempo más de 12 meses , pudiendo ser reforzados.

El procedimento de aplicación es muy sencillo, solo se necesita aplicar anestesia local en los puntos de entrada y salida de las suturas. La paciente no refiere dolor y al día siguiente ya se puede seguir haciendo vida normal teniendo en cuenta nuestras recomendaciones. Las suturas se insertan bajo condiciones estériles a través de la piel en el tejido subcutáneo. Se inserta el hilo comenzando a reabsorberse y comienza a generar colágeno y elastina.

El procedimiento de los hilos tensores aporta distintos efectos y resultados:

Redensificación y tensado de los tejidos desprendidos por el paso de los años, los malos hábitos alimenticios, exposición excesiva al sol sin protección …
A través del estímulo directo de los hilos sobre los fibroblastos y del estímulo indirecto sobre la microcirculación, se obtiene la atenuación e incluso eliminación de las arrugas superficiales de la piel.
La acción reafirmante del tejido se consigue en la mayoría de los pacientes. Los hilos se pueden combinar con tratamientos como el ácido poliláctico, radiofrecuencia, para combatir la elastosis, que clínicamente se traduce en flacidez y caída de los tejidos. Esta técnica no se utiliza únicamente en el rostro, sino es aplicable también en cuello, brazos, escote y abdomen, siempre que sea idónea la elección del tratamiento dependiendo de cada caso.
Gracias a la renovación de fibras por un estímulo directo del hilo sobre el fibroblasto y al estímulo sobre la microcirculación de la zona tratada, que mejora la oxigenación y llegada de nutrientes a la misma, se obtiene un rejuvenecimento cutáneo y corrección de arrugas.

Trabajos de Medicina Estética

Artículos de Medicina Estética

2802, 2017

Remodelación corporal

febrero 28th, 2017|0 Comentarios

Aquí mostramos los diferentes tratamientos para la remodelación corporal sin

1901, 2017

Hilos tensores

enero 19th, 2017|0 Comentarios

Conoce la técnica de los hilos tensores que crean un

1412, 2016

Plasma rico en plaquetas

diciembre 14th, 2016|0 Comentarios

Conoce los beneficios que nos proporciona nuestro propio plasma para