Masajes

Mima a tu cuerpo

¿PENSANDO EN UN MASAJE?

Despeja aquí tus dudas sobre los distintos masajes

Los masajes reductores anticelulíticos actúan sobre el tejido conjuntivo y ayudan a mejorar la irrigación y el drenaje linfático y venoso. El proceso de reducción se produce porque se liberan los ácidos grasos y las toxinas acumuladas en la zona tratada. Su procedimiento es amplio por lo que no existe una definición total. Lo más importante de un masaje reductor es que activa la circulación sanguínea, aporta calor al tejido conjuntivo y ayuda a desinflamar los tejidos adiposos.

Los masajes reductores son manipulaciones de masa localizada a nivel de los tejidos adiposos. Ello, no sólo alivia el estrés, sino que también reduce el volumen de la grasa acumulada y, por tanto, el contorno de la zona afectada.

En función del tipo de celulitis detectada, se aplicarán tratamientos diferentes. Pero, de manera general, las maniobras del masaje reductor anticelulítico deben ser: Lentas y profundas, Rápidas y superficiales, presiones deslizadas, amasamientos y alisamientos. Las zonas a tratar son el abdomen, las piernas y los muslos, los glúteos y los brazos.

El masaje quiropráctico o quiromasaje es un método de exploración mediant la palpación perceptiva y de tratamiento manual, aplicado sobre la cubierta corporal y transmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano, que tiene a la vez, efectos reguladores sobre el dolor, la sensación general de energía, los estados de ánimo, el cansancio y en general, sobre la psique. Según la indicación y los objetivos del tratamiento propuestos, se pueden lograr efectos que generan acciones directas y/o reflejas sobre el organismo.

Al tocar con suavidad la piel, o mediante una presión mantenida los tejidos blandos durante el masaje se estimulan los mecanoreceptores cosa que permite bloquear el ascenso por la médula espinal de los impulsos dolorosos, transmitidos por los receptores del dolor en su camino hacia el encéfalo.

El masaje drenante mejora el funcionamiento de las articulaciones, aumenta el riego sanguíneo y favorecen los movimientos peristálticos del color. Se incrementa el drenaje de fluidos optimizando el funcionamiento de los órganos y el transporte de oxígeno en sangre, fundamental para restaurar su función.

Asimismo, las maniobras de bombeo, favorecen el “efecto lavado pasivo” eliminando las sustancias de desecho producidas por el metabolismo muscular, y de un modo reflejo, colabora activamente en la regulación y el equilibrio de los estados anímicos.

El masaje aumenta la circulación y favorece el retorno venoso, ayuda a drenar el exceso de linfa que se forma en las áreas edematosas. Permite liberar las fibras nerviosas atrapadas por desequilibrios mecánicos en las articulaciones y en los tejidos blandos que rodean al relajar las áreas de tensión.

Trabajos de Medicina estética