Bioestimulación transdérmica

Plasma Rico en Plaquetas

Combate las arrugas

¿PENSANDO EN UNA BIOESTIMULACIÓN TRANSDÉRMICA?

Despeja aquí tus dudas sobre la Bioestimulación transdérmica

La Bioestimulación transdérmica es una terapia que ayuda a remover células muertas, activando la circulación por medio de múltiples punciones cutáneas indoloras con microagujas muy finas las cuales generan la estimulación de los factores de crecimiento provocando un aspecto más radiante en la piel, además permite una mejor adsorción de vitaminas, ácido hialurónico, etc. Es inevitable que la piel sufra con el paso de los años. El tratamiento de bioestimulación ayuda a tratar aquellos signos de envejecimiento como las arrugas, líneas de expresión, la falta de elasticidad y de luminosidad, así como marcas de acné.

La bioestimulación transdérmica no es únicamente un tratamiento para la piel, sino que también es un tratamiento para la prevención del envejecimiento. Mejora notablemente la caída del cabello, su calidad y estimula la producción natural del colágeno, contrarrestando el efecto de los radicales libres, regulan la grasa, hidratan el cabello y estimulan el crecimiento capilar.

Se trata de un lápiz electrónico que se aplica sobre la superficie del cuero cabelludo provocando la rápida absorción de los principios activos en las capas más profundas de la piel y estimulando la producción natural de colágeno, que contrarresta el efecto de los radicales libres responsables del envejecimiento celular. Con este método se pueden filtrar al cuerpo diferentes productos que ayudan al crecimiento del pelo como vitaminas, plasma rico en plaquetas (junto con los factores de crecimiento), etc.

El plasma rico en plaquetas o PRP es una de las técnicas de regeneración celular, con gran capacidad de regenerar tejidos y remodelar la matriz extracelular, produciendo un aumento de colágeno y de células endoteliales favoreciendo así la angiogénesis es decir: la formación de vasos sanguíneos y por lo tanto mejorar la cirgulación en la zona tratada. Se recomienda realizarse 3 sesiones, una sesión cada mes y un posterior recordatorio cada 6 meses (o un año dependiendo de cada caso).

Es un proceso novedoso en Medicina Estética que consiste en la regeneración o reparación de los tejidos mediante la activación de los fibroblastos (células del tejido conjuntivo que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico) gracias a la acción de los factores de crecimiento que se inyectan en el tejido que estamos tratando mediante unas microinyecciones después de haber aplicado una crema anestésica. Podemos aplicarlo solo o en combinación con otros tratamientos.

Trabajos de Medicina estética